LA CONFESION POSITIVA

EL MOVIMIENTO DE LA PALABRA DE FE Y SUS FALSAS ENSEÑANZAS

EL PENSAMIENTO POSITIVO

El famoso predicador David Wilkerson nos previene sobre los peligros de este “nuevo evangelio”:

“Hay un viento de maldad... soplando en la casa de Dios, engañando a multitudes del pueblo escogido de Dios... Es una imitación escritural del libro de Napoleón Hill, “Think and Grow Rich” (Piense y Enriquézcase). Este pervertido evangelio intenta hacer dioses de la gente. Les dice: “Tu destino está en el poder de tu mente. Todo lo que puedas concebir es tuyo. Pronúncialo para darle el ser. Créalo mediante una actitud mental positiva. El éxito, la felicidad, la perfecta salud son totalmente tuyos, si tan sólo empleas tu mente creativamente. Sepamos de una vez por todas: Dios no abdicará Su soberanía al poder de nuestras mentes, sea negativo o positivo. Debemos buscar sólo la mente de Cristo, y su mente no es materialista; no está centrada en el triunfo o en la riqueza. La mente de Cristo está centrada sólo en la gloria de Dios y en la obediencia a Su palabra. Ninguna otra enseñanza ignora tanto la Cruz y la corrupción de la mente humana. Deja a un lado la maldad de nuestra arruinada naturaleza adámica, y aparta la mirada del cristiano del evangelio de Cristo de redención eterna, y la centra en riquezas terrenas.

Santos de Dios, ¡huid de esto...!”

Muchos enseñan que cuando el creyente ejerce el pensamiento positivo, al cual llaman “fe”, él puede influir aun en las leyes divinas y forzar a Dios a actuar en su favor. Sus lemas son: “Menciónalo y reclámalo”, “Dilo y recíbelo”.
 

LA DECLARACION POSITIVA O CONFESION POSITIVA

Esta enseñanza del Movimiento de la Palabra de Fe, afirma que la palabra tiene un poder creativo. Se pone gran énfasis en hablar, pronunciar en voz alta, en proferir, en emitir oral o verbalmente. Se dice que el hablar desata la bendición. Esta idea se apoya con versículos bíblicos mal interpretados y retorcidos. Las cosas no suceden porque pronunciemos ciertas palabras que tengan poder, sino cuando Dios responde a la oración según Su voluntad y su gracia, o interviene en las circunstancias de acuerdo con Su soberanía. Lo cierto es que en la vida del cristiano las cosas suceden cuando las pedimos a Dios con una sencilla oración de fe, y si es Su soberana voluntad el hacerlo.

Los que enseñan la confesión positiva dicen:

“Si usted habla palabras de fe, usted activa el lado positivo de la fuerza; si usted habla palabras de temor, usted activa el lado negativo de la fuerza. A esto se le llama hacer confesiones positivas o negativas. Esto es un dualismo, en el cual el lado positivo es igual al negativo, y el hombre activa a voluntad cualquiera de ellos.

Se presenta a Dios como la fuerza positiva, como equivalente a la fuerza negativa; y lo subordina a los deseos y mandatos del hombre. Esta enseñanza rebaja a Dios, enaltece a satanás y hace del hombre un dios. ¡Paganismo puro!
Copeland afirma: “Tú no tienes un dios en ti, tú eres uno”.
 

LA VISUALIZACION:

Esta enseñanza dice que nuestra fantasía o imaginación intensiva puede influir en la realidad, cambiarla o incluso crearla. Consiste en desarrollar en la fantasía imágenes intensivas o visiones que luego son dirigidas hacia la realidad que nos rodea: cosas, circunstancias o personas, ya sea para bendición o para maldición; para sanar o crear riquezas, o para llevar a otros enfermedad, pobreza o muerte.

Con la visualización se trata también de imaginar prosperidad material, salud física, etc. Ya no es la voluntad y el poder de Dios, sino el poder humano quien obra. Así el hombre sutilmente   juega a ser un dios, y entra en la tentación de la Nueva Era:

 
“seréis como Dios”.

 

EL PODER DE LA AFIRMACION O LA CONFESION POSITIVA
En esta Archivo hay mas información sobre la tan predicada por los falsos profetas de este tiempo.
EL PODER DE LAS AFIRMACIONES.docx
Documento Microsoft Word [34.8 KB]
Descarga

Escribir comentario

Comentarios: 0

  • loading